domingo, 26 de diciembre de 2010

Ser emprendedor en lugar de empleado – una de las soluciones al paro en tiempos de crisis

“En tiempos de crisis, el emprendimiento se está poniendo en valor. Los universitarios ya cuentan con herramientas para ser sus propios jefes”, ha escrito Pepa Albarracín, consultora y periodista en varios periódicos el día siguiente a la Navidad.


Y no solo los universitarios, también los estudiantes de Formación Profesional pueden optar por el autoempleo. En el mes de noviembre la Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana, con el respaldo de la UE, reunió a 120 jóvenes de 17 a 21 años, de diferentes centros educativos de Alicante, Castellón y Valencia, en un 1er Encuentro “Aprender a emprender”. Colaboraron voluntarios de la empresa PwC y de SECOT, y 24 profesores de los centros participantes. El objetivo era el fomento de la creatividad para generar ideas de negocio, desarrollando las técnicas, recursos mentales, aptitudes y actitudes que necesitarán en el futuro.

Pepa Albarracín cita en su artículo a Isidro de Pablo López, catedrático de organización de empresas de la Universidad Autónoma de Madrid y director de Ciade-UAM, quien da 3 pilares básicos sobre los que se apoya el emprendedor:

1. “Contar con las personas adecuadas. Una idea mediocre desarrollada por un equipo humano excepcional tendrá éxito, sin embargo, una idea brillante ejecutada por un equipo mediocre fracasará», en palabras de Pablo López.

2. “Es necesario un buen modelo de negocio, «en el que se detalle qué necesidades específicas tiene el cliente y cuál será la propuesta de la empresa, teniendo como referencia el mercado que le envuelve, la diferenciación con respecto a la competencia y el papel que juegan los proveedores», sigue.

3. “Contar con una buena red de relaciones. Hoy en día, ningún emprendedor puede pensar en desarrollar en solitario un proyecto”, termina Pablo López, y con respecto a relaciones dice que “se hace necesario disponer de contactos, acuerdos, alianzas... con otras entidades, que prescriban el producto o servicio o abran la puerta a posibles clientes, Pero también es necesario conocer quiénes son los posibles inversores, tanto públicos como privados, a qué ayudas puede acudir la empresa o qué infraestructuras están a su alcance”

Pablo López no es el único que ha hablado del perfil del emprendedor. En este mismo blog hemos editado en el mes de agosto un artículo sobre las Características de un emprendedor o, cómo evitar la tentación de tirarse a una piscina sin saber nadar”. El futuro emprendedor debe someterse a sí mismo a un cuestionario sobre sus características personales, aptitudes, y conocimientos, para detectar sus puntos fuertes y puntos débiles, y en base al resultado de su autoevaluación corregir los puntos débiles y, si es posible, reforzar los fuertes.

Luego, disponer de un sólido plan o proyecto de negocio es fundamental. No para hacer un informe bonito, sino como herramienta para construir un negocio sobre bases sólidas, y que puede también servir para obtener ayudas oficiales. En él se plasma el mercado y los competidores de su producto o servicio; su balance económico de compras, ventas, inversiones, costos y gastos operativos fijos y variables, etc., para definir su viabilidad.

Hoy hay muchas instituciones, universidades y empresas que se ocupan de la enseñanza y la formación de emprendedores y para la creación de empresas. Y la mayoría son útiles, pero muchas veces no son suficientes, porque o bien están impartidas por personas que ellas mismas tienen poca experiencia propia empresarial y/o no hacen o no pueden hacer un seguimiento o acompañamiento personalizado, o un asesoramiento individualizado al futuro emprendedor.

Esta fase complementaria personalizada la pueden ofrecer los seniors de SECOT compartiendo su larga experiencia empresarial. A un joven emprendedor, que además suele tener pocos recursos económicos para acudir a un asesor comercial, le puede venir muy bien tener a alguien quien le oriente a prepararse para ser emprendedor y le acompañe en la elaboración de su plan de negocio, y que se lo revise dando sus comentarios y sugerencias. El futuro emprendedor correrá así menos riesgos de fracasar.

En concreto, en SECOT, también en Vizcaya, disponemos de un programa de charlas sobre el emprendimiento y la creación de toda clase de empresas (en las que se incluyen los autónomos y microempresas), que podemos ofrecer a las instituciones de enseñanza. Pueden ser una buena introducción al emprendimiento para estudiantes de último curso, sean de universidad o de formación profesional, o para jóvenes titulados. Y también disponemos de un programa de “reflexión” dirigido a microempresas, que tienen problemas o necesitan mejorar, haciendo un análisis y ver cómo ser más competitivas. Es un programa que se puede realizar a nivel de municipio. Para todo ello SECOT se apoya en una amplia base de datos e información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los seniors de SECOT tienen una larga experiencia empresarial y profesional. Los que escriben en este blog, lo hacen a título individual y SECOT no asume ninguna responsabilidad sobre los contenidos de sus aportaciones. Los lectores que tienen comentarios o sugerencias, o que quieren entrar en contacto con nosotros, lo pueden hacer usando el formulario en nuestra página web de SECOT Bizkaia.