sábado, 8 de junio de 2013

Un homenaje sentido
al Padre Gregorio Lizarralde, jesuita

En Secot conocemos al Padre Lizarralde desde hace muchos años, él es quien celebra una misa en nuestra reunión navideña cada año, después de la habitual reunión de trabajo mensual y seguida de un almuerzo en la sociedad Bilbaina.


Gregorio Lizarralde es una persona muy conocida en Bilbao y muy apreciada y entre sus actividades se encuentra la dirección de la llamada Hospitalidad Vizcaina Nuestra Señora de Lourdes, que es una asociación de voluntariado católico con vocación de gratuidad que realiza la labor de acompañamiento a enfermos.

Además el Padre Lizarralde es un gran aficionado al teatro y esta afición la relaciona  con sus preocupaciones solidarias, dando lugar a una asociación de voluntarios llamada “Producciones Solidarias Lizarralde y Compañía”. De ellos se ha dicho: “ Son personas muy curiosas, que disfrutan dedicando su tiempo libre a hacer felices a los demás. Encima del escenario, la importancia de sus vidas personales desaparece, recobrando una especial grandeza; parecen actores .”

El pasado jueves 6 de junio se celebró un homenaje a Gregorio Lizarralde en un acto sencillo y entrañable celebrado en el precioso auditorio de la Alhóndiga de Bilbao. Comenzó con unas palabras de presentación seguidas de otras de un miembro del grupo de teatro antes citado, el Doctor Ricardo Franco, que glosó con detalle  y cariño los hitos principales de la vida del homenajeado. También el Obispo de Bilbao Don Mario Iceta tuvo unas palabras cariñosas y laudatorias para el Padre Lizarralde animándole a continuar sus meritorias actividades.

En este punto se procedió a entregar un regalo al P. Lizarralde, pero dijeron “no podría ser algo material” y eligieron un regalo que  quizá fue el punto fuerte de esta reunión, por lo menos a mí me lo pareció ,la proyección de un audiovisual, preparado por algún amigo / colaborador del pater, formado por una colección de fotos, muchas de ellas antiguas, desde la niñez del Padre Lizarralde y cubriendo muchas de sus actividades dentro de la “Hospitalidad”.

A continuación hubo una actuación muy bonita del coro Schola Cantorum de San Vicente de Barakaldo, con un par de interpretaciones para mí muy novedosas y bellas que actuaron como fondo de un poema precioso leído por la actriz Gurutze Beitia.


La segunda parte del acto consistió en la representación de la obra teatral “ Un marido de ida y vuelta” de Enrique Jardiel Poncela, e interpretado por una nutrida selección de actores aficionados de P.Solidarias L. y C. Ciertamente el humor de Jardiel Poncela no es para esta época, pero la interpretación fué buena y adaptada al espíritu de aquel teatro de aquella época. Además tuve la oportunidad de ver en acción a mi amiga Nuria Muñoz Seca esposa de mi amigo Javier Ferrer. Con todas estas actuaciones el acto se prolongó  bastante, demasiado para los que teníamos que coger el metro y volver a Getxo.

En definitiva siendo todo notable lo de menos fueron las actuaciones de unos y de otros y lo verdaderamente importante fue la adhesión y el cariño que una asistencia que abarrotaba el auditorio de la Alhóndiga  dedicó al Padre Lizarralde demostrando que es un hombre bueno y querido. 

P. Lizarralde y Mª Carmen Gutiérrez (Presidente de SECOT-BI)

Desde SECOT, y yo personalmente por la parte que me toca, nos unimos a este homenaje y a este reconocimiento a una gran labor de una gran persona, Gregorio Lizarralde.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los seniors de SECOT tienen una larga experiencia empresarial y profesional. Los que escriben en este blog, lo hacen a título individual y SECOT no asume ninguna responsabilidad sobre los contenidos de sus aportaciones. Los lectores que tienen comentarios o sugerencias, o que quieren entrar en contacto con nosotros, lo pueden hacer usando el formulario en nuestra página web de SECOT Bizkaia.